.

.

Más de los abogados de mi lástima

Para los que nos desempeñamos en el campo del Derecho nos toca aguantarnos que nos traten de ladrones y tramposos, ya sea en burla o con sentido ofensivo, o porque en realidad lo merecemos.

De todas formas sería bueno que esa mala imagen se acabara o que por lo menos el resto de mortales dejara de tratarnos de esa manera sino tienen una justa razón para hacerlo.

Es por eso que retomo un fragmento de" los abogados de mi lástima" de Julio César Bénitez el cual ilustra de una manera graciosa como es la vida de los que nos hemos dedicado a la vida del litigio:

"La gente cree, sincera,
que el abogado es un pillo
que es un listo raterillo
que a sus expensas prospera;
que su ciencia es vana y huera
y que es falaz y un gato.
Y el pobre, hecho un garabato,
corre, suda, brinca, vuela,
pide, implora, insiste, apela
y... sólo gasta zapato"

1 comentarios:

Fredy Glop dijo...

Muy bueno el texto ome ome

Publicar un comentario